Hace tiempo que no hemos hablado de los viajes de Fernando, y como es de esperar, nuestro trotamundos no se ha quedado en casa este verano.

Empezamos con un acontecimiento muy importante para el mundo del vino en España en general, ya que se ha celebrado el primer congreso MW, en el que se han reunido aproximadamente 450 Masters of Wine, estudiantes que están pasando por los rigurosos exámenes y otros profesionales internacionales del mundo del vino. Este congreso se organiza cada cuatro años y este año la sede ha sido España, en Logroño (La Rioja). Fernando estaba emocionado porque iba a poder coincidir con algunas personas muy importantes para él cuando era uno de esos estudiantes, además de tener la oportunidad de descubrir la nueva faceta de los vinos españoles a algunas de las personas más influyentes del mundo.

Además de presentar Supersónico 2016 y Alas de Frontonio 2016 en la cata de vinos de los MW, Fernando se encargó —junto a otros MW españoles— de exponer uno de los vinos en la denominada Cata de inspiración, una selección extraordinaria en la que se incluyó el Rosado de Lopez de Heredia 2008, Vega Sicilia Único 1996 y Toro Albalá 1931 entre otros vinos superlativos. Dentro de su presentación pidió a los asistentes que difundieran las noticias sobre la revolución del vino en España cuando regresaran a sus respectivos países.

Las ponencias resultaron tan apasionantes como instructivas. El momento de máxima expectación llegó cuando en la cena de gala de Marqués de Riscal se abrieron unas cuantas botellas de la cosecha de 1955, con la ayuda de unas tenazas calientes.

Después de varias viajes de ventas a Londres y Alemania, otro viaje de lujo, esta vez a Portugal, para disfrutar del premio al mejor “Research Paper” del IMW de su promoción. Cuatro noches en Quinta do Noval, visitando viñedos, aprendiendo, disfrutando de cenas en restaurantes de la talla de DOC (Chef Rui Paula) o Quinta de la Rosa, y catando vinos tan espectaculares como Quinta do Noval Colheita 1976 o Quinta do Noval Vintage 1990. Y como si eso fuera poco, el premio incluía más vino para mejorar nuestra bodega infinitamente.

Fernando ha aprovechado de la visita para aprender más sobre muros secos, conocimientos que va a utilizar en la reconstrucción de nuestros muros en El Jardín de los Iguales. Gracias de nuevo al grupo Axa Millésimes con Christian Seely al frente por haber sido extremadamente generosos con nosotros.

En agosto, incluso sus vacaciones tenían sabor a vino – se fue a Jerez para visitar a Lustau y a Taberna Der Guerrita (Armando Guerra) en Sanlúcar para llenar el maletero de provisiones.

Septiembre es mes para quedarse en casa, o más específicamente en el viñedo y la bodega, ya que ha empezado la vendimia. Te contamos más dentro de poco.